¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Track by Track

Harry Styles

"Fine Line"

Portada del álbum "Fine Line" de Harry Styles
Words Mirangie Alayon

Cuando Harry Styles lanzó su primer álbum homónimo en solitario en 2017, el ex integrante de One Direction sorprendió a sus fans con un sonido empapado en reverencia por el rock’n’roll del pasado: mientras que otras estrellas del pop lanzaban bangers con sintetizadores y ritmos hechos para la pista de baile, el primer sencillo de Styles, Sign of the Times, fue una balada espacial de casi seis minutos al estilo de David Bowie casi salido de la era Hunky Dory. Sus pesadas referencias al pop-rock de los 70 no se parecían a nada en la radio en ese momento.

El álbum, sin embargo, no fue lo más innovador del año: al igual que el single, sus referencias eran obvias (Fleetwood Mac, pasando por Rod Stewart, The Beatles y más Bowie), e hizo un buen trabajo rindiendo homenaje a sus ídolos. El problema era que se sentía demasiado construido; como si Harry hubiese querido distanciarse del pop de su vieja boyband.

El pasado 13 de diciembre, aterrizó su segunda producción, Fine Line, que toma ese mismo sonido nostálgico, pero lo combina con una sensibilidad pop; y aunque sus influencias siguen siendo evidentes hay mucho más que un sonido cohesivo; la producción es menos tensa y las alusiones a sus antepasados musicales, aunque persistentes, se sienten menos potentes.

El álbum consta de 12 temas, cada uno más vulnerable que el otro. Quizás esto se deba a que no ha sido el año más fácil para Harry, quien supuestamente rompió con la modelo francesa Camille Rowe en julio de 2018, un año después de que comenzaran a salir. Escuchando el disco en su totalidad, es difícil no empatizar con el joven de 25 años, cuya experiencia de ruptura suena como la de cualquier otro. Nadie, por supuesto, está por encima de los peligros de un corazón roto. No en vano, Harry le contó a Rolling Stone meses atrás que el álbum se trataba “de tener sexo y sentirse triste”. Además, reveló que estas habían sido las canciones más duras y conmovedoras que ha escrito hasta ahora.

“Creo que una gran parte de todo esto, crear un segundo álbum, es para mí tratar de pasar por la vida sin preocuparme tanto por las cosas. Si no llegas al tope de las carteleras, tu vida no cambia. Y darme cuenta de que si eso era lo que yo quería, y luego no sucedía, entonces me sentiría mucho peor. Redefinir lo que quiero… eso para mí ha sido increíble, pero eso de ventas y números no es el juego que estoy jugando. Así que tengo libertad al respecto”.

Sin embargo, el álbum parece como si hubiera sido entretejido entre fiestas nocturnas californianas y viajes psicodélicos de hongos alucinógenos con una comuna hippie. Que, casualmente, era lo que Harry estaba haciendo durante la grabación del disco en Los Ángeles. El tema de apertura, Golden tiene una cualidad nebulosa pero ferviente, con melodías melancólicas sobre percusiones y guitarras, mientras que Watermelon Sugar, con sus alusiones al sexo oral, es delicioso. Al reducir la intensidad de su composición (tal vez como resultado de su trabajo con el compositor y productor inglés Kid Harpoon, quien co-escribió casi todas las canciones del disco), las canciones se beneficiaron: el primer sencillo, Lights Up, es casi un high de LSD, tanto en su producción como en su estructura, y hay una fresca brisa en Canyon Moon, una canción que muestra la deuda de Styles con la legendaria escena musical de Laurel Canyon, también referenciada por Lana Del Rey meses atrás.

Después de obsesionarse con la obra maestra de Joni Mitchell, Blue, publicado en 1971, Styles localizó a la mujer que construyó sus dulcimers, le rogó que le diera una lección y luego la puso en su propio álbum. El mellotron, un teclado polifónico hecho famoso por The Beatles, aparece en Treat People With Kindness: el hecho de que Harry se las arregle para evitar sonar como un acto de tributo a los 60 o los 70 es un testimonio de su encanto y de sus ocasionales parpadeos de ingenio, pero sus influencias a veces se sienten como un abrigo lujoso que a veces le queda grande.

Los mejores momentos de Fine Line son más agradables cuando Styles recuerda su pasantía como ídolo adolescente: Adore You, con sus armonías vocales en cascada, tiene todas las características de un clásico del pop, pues es sexy y funky y se adapta a Styles más de lo que le gustaría admitir. También hay baladas pop de alto nivel: Falling es la mejor interpretación vocal de Styles, y She, con su coro cantado íntegramente en falsete y melodías de canción de cuna, tiene una calidad atemporal y cinematográfica.

Como álbum, Fine Line no está tan cargado de aspiraciones de credibilidad, ni de la devoción piadosa a sus héroes musicales al igual que el primer disco de Styles, pero todavía se siente un poco como un álbum de un artista que todavía se está descifrando a sí mismo, lo cual está muy bien en un género como el pop.

Al no seguir tendencias, Styles demuestra su deseo de sobresalir con un sonido distinto sin alejarse del encanto del pop: al fin y al cabo, canta cada track con convicción, y con un carisma innato y seductor. Es justo en esos momentos en los que nos hace recordar que es una de las mayores estrellas del pop del mundo, y que estamos en buenas manos. Si bien Harry no descubre el agua tibia con Fine Line, es un álbum de alta rotación que combina muy bien sus influencias con un pop moderno y elegante en 12 tracks encantadores.

A continuación, nuestro Track by Track de Fine Line.

1. Golden

Escrita por: Tyler Johnson, Kid Harpoon, Mitch Rowland & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon & Tyler Johnson

La canción apertura del álbum, Golden, revela los altibajos y temores finales que uno experimenta durante la fase de luna de miel de una nueva y brillante relación: con su sonido fresco de guitarra y una letra esperanzadora, el amor se siente como si acabaras de recibir un premio. Así la describe Harry: “Esta la escribimos el segundo día de estar en los estudios Shangri-La, e inmediatamente, tan pronto como la hicimos, fue como, ‘Oh, esta es la pista uno’. Solía conducir hasta el estudio, y es la canción perfecta para la Pacific Coast Highway. Es como conducir por la costa, para eso es la canción. Se siente tan Malibú para mí”.

Letra destacada: I know you were way too bright for me / I’m hopeless, broken, so you wait for me in the sky / Brown my skin just right / You’re so golden

2. Watermelon Sugar

Escrita por: Tyler Johnson, Kid Harpoon, Mitch Rowland & Harry Styles | Producida por: Tyler Johnson & Kid Harpoon

Watermelon Sugar es quizás la canción que más se parece al álbum debut de Styles, usando la misma acústica inspirada en Jimmy Page que se escuchaba en Meet Me in the Hallway. Si bien Harry dijo que la producción trataba de “tener sexo y sentirse triste”, en ninguna parte del LP se ve esto tan prominentemente como en este track: el título es una connotación poética para el sexo oral.

Letra destacada: Strawberries on a summer evenin’ / Baby, you’re the end of June / I want your belly and that summer feelin’ / Getting washed away in you

3. Adore You

Escrita por: Tyler Johnson, Amy Allen, Kid Harpoon & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon & Tyler Johnson

Con un ritmo palpitante, lo suficientemente bullicioso como para hacer que cualquiera quiera bailar al escucharla, Adore You es el enamoramiento hecho canción, como si pudieras cantarle esto a tu crush. “Se trata de esa etapa inicial de encaprichamiento en la que se tiene esa pesada sensación de felicidad, como una conexión dichosa e increíble con alguien. Escribimos esto en un día, nos divertimos mucho haciéndola. Las canciones así suelen ser las que terminan siendo las mejores…es como que se escribieran a sí mismas”, cuenta Harry.

Letra destacada: You’re wonder under summer sky (Summer sky) / Brown skin and lemon over ice / Would you believe it?

4. Lights Up

Escrita por: Kid Harpoon, Tyler Johnson & Harry Styles | Producida por: Tyler Johnson

Lights Up es una conmovedora pista electro-coral, que fusiona la nostalgia de la música de los años 60 y 70 que tanto le gusta a Styles, con algunos toques pop-rock. Habla sobre salir a la luz, no esconder quién eres y no arrepentirte nunca de ello. “Para mí, creo que la canción trata sobre la libertad y, supongo, la autorreflexión, el autodescubrimiento… Supongo que es sobre un par de cosas en las que había pensado y con las que había luchado un poco en los últimos dos años, así que la canción trata sobre aceptación de esas cosas”, dice Harry.

Letra destacada: All the lights couldn’t put out the dark / Runnin’ through my heart / Lights up and they know who you are / Know who you are

5. Cherry

Escrita por: Jeff Bhasker, Kid Harpoon, Sammy Witte, Tyler Johnson & Harry Styles | Producida por: Sammy Witte, Jeff Bhasker, Kid Harpoon & Tyler Johnson

“Quería ser fiel a la ruptura. Quería que fuera fiel a cómo me sentía entonces, en ese momento. Todo era parte de ser más abierto y no como, ‘ah, no me importa’. Te pones mezquino cuando algo no va como quieres, y Cherry es patética en cierto modo”. Tal como cuenta Styles, la pista fue escrita sobre su ex, Camille Rowe, tras su ruptura en julio de 2018, durante una época en la que Harry se sentía “no muy bien”. La voz de Camille aparece incluso en la canción, en una sección de diálogo al final de la canción.

Letra destacada: I, I confess I can tell that you are at your best / I’m selfish so I’m hating it / I noticed that there’s a piece of you in how I dress / Take it as a compliment

6. Falling

Escrita por: Kid Harpoon & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon

La lenta melodía sónica de Falling puede que no sea particularmente memorable, pero cuando Harry llega a las octavas más altas en este tema cargado emocionalmente, es inevitable no identificarse con él cuando canta sobre cómo se siente caer luego del final de una relación, dudando hasta de sí mismo.

Letra destacada: What am I now? What am I now? / What if I’m someone I don’t want around? / I’m falling again, I’m falling again, I’m fallin’ / What if I’m down? What if I’m out? / What if I’m someone you won’t talk about? / I’m falling again, I’m falling again, I’m fallin’

7. To Be So Lonely

Escrita por: Tyler Johnson, Kid Harpoon, Mitch Rowland & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon & Tyler Johnson

Después de dos baladas emocionales, To Be So Lonely llega como una brisa de jazz acústico, que para muchos suena como esa llamada telefónica que le haces a tu ex cuando estás borracho y en plena negación sobre el hecho de que terminaron: se siente como una fina línea entre la ira y la tristeza, pese al tono despreocupado de la canción, que busca ocultar la soledad que se siente.

Letra destacada: You can’t blame me, darling / Not even a little bit, I was away / I’m just an arrogant son of a bitch / Who can’t admit when he’s sorry

8. She

Escrita por: Jeff Bhasker, Kid Harpoon, Mitch Rowland & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon & Jeff Bhasker

Con un riff de guitarra y un beat en slow tempo que pudiera haber salido de The Dark Side of The Moon de Pink Floyd, She es una sensual pista en donde el cantante reconoce que su mujer ideal es solo un producto de su imaginación, y que simplemente está confinada a sus sueños. Suena como la admisión más dolorosa de todas, y le agrega un poco de histrionismo al LP.

Letra destacada: She (She), she lives in daydreams with me (She) / She’s the first one that I see, and I don’t know why / I don’t know who she is (She)

9. Sunflower, Vol. 6

Escrita por: Kid Harpoon, Greg Kurstin & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon & Greg Kurstin

El punto de inflexión del álbum, a pesar de la línea de tiempo de una relación que se rompe, llega en la octava canción del álbum. Sunflower, Vol. 6 es la novena en la tracklist. Un girasol representa la bondad, el brillo y la pureza, y es bastante normal reflexionar solo sobre los buenos recuerdos después de que una relación se desmorona, y en esta canción, que representa los highlights, Harry recuerda justamente esos momentos hermosos y brillantes con armonías vocales al estilo de The Beach Boys y una producción que podría haber salido del último disco de Vampire Weekend.

Letra destacada: I couldn’t want you any more / Kiss in the kitchen like it’s a dance floor / I couldn’t want you any more / Tonight (Tonight, tonight, tonight)

10. Canyon Moon

Escrita por: Mitch Rowland, Kid Harpoon & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon

Luego del amor y el desamor, llega el momento de perdonarnos y curar la herida: de eso se trata Canyon Moon, que recuerda a una época en la que el cantante y su ex caminaban bajo un paisaje balo las estrellas, y más que una descripción de un paisaje, evoca los buenos momentos. El mismo Styles dice que suena a Crosby, Stills & Nash en esteroides, y el título también hace referencia a Laurel Canyon, el lugar de Los Ángeles que fue el hogar de músicos de rock en las décadas de los 60 y 70. Como si fuera poco, es la favorita de Stevie Nicks, quien se ha convertido en la madrina musical de Harry.

Letra destacada: Quick pause in conversation, she plays songs I’ve never heard / An old lover’s hippie music, pretends not to know the words / And I keep thinking back to the time under the canyon moon

11. Treat People With Kindness

Escrita por: Ilsey, Jeff Bhasker & Harry Styles | Producida por: Jeff Bhasker

Claramente influenciada por Bohemian Rhapsody, la canción utiliza coros de refuerzo y una producción inspirada en Queen, pero su intención se diluye un poco más allá de su título, que ha sido desde hace un buen tiempo una especie de slogan oficial y personal de Styles. Si bien no saca un poco del argumento y el tema cultivado en la primera mitad del álbum, sirve para introducir el último track en una muy buena transición.

Letra destacada: Maybe, we can / Find a place to feel good / And we can treat people with kindness / Find a place to feel good

12. Fine Line

Escrita por: Sammy Witte, Tyler Johnson, Kid Harpoon, Mitch Rowland & Harry Styles | Producida por: Kid Harpoon, Tyler Johnson & Sammy Witte

El álbum termina con Fine Line la canción principal, y con una voz influenciada por Bon Iver por un total de 6 minutos. La pista alberga los altibajos de todo el álbum, y un final casi perfecto con la letra, We’ll be a fine line. Esta canción resume perfectamente la delicada línea entre el amor y el odio, la tristeza y la curación, el rock & roll y el blues de los que trata este disco.

Letra destacada: Put a price on emotion / I’m looking for something to buy / You’ve got my devotion / But man, I can hate you sometimes / I don’t want to fight you / And I don’t want to sleep in the dirt / We’ll get the drinks in / So I’ll get to thinking of her

Escucha el álbum Fine Line en su totalidad a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde