CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music Perspectives

“Slowed + Reverb”, la tendencia que ralentiza las canciones para un mood melancólico con estética anime

La popularidad de los temas "Slowed+Reverb" ha aumentado considerablemente en los últimos años. Fotografía: YouTube
Words Carlos Turmero

Cualquiera que haya buscado música en YouTube, seguramente se ha topado alguna vez con esta tendencia: se trata de un vídeo musical de una canción popular, pero en lugar de mostrar un clip del artista o del propio vídeo musical, se muestra una miniatura de alguna escena animada (animé en su mayoría). El título del vídeo tiene el nombre de la canción y del artista con las palabras slowed + reverb, normalmente escritas en alguna forma de caligrafía. El vídeo en sí es una edición lo-fi del clip animado, empapado de una estética ochentera.

Estos vídeos están por todo YouTube, una búsqueda rápida de la frase “slowed and reverb” arroja miles de resultados que siguen la misma estética. Los canales dedicados a estos vídeos tienen cientos de miles de suscriptores y publican varias veces a la semana. Los vídeos ni siquiera están vinculados a un género concreto: puedes encontrar una amplia variedad de temas, desde los más clásicos hasta los más actuales, siendo los temas de hip-hop los predilectos por los músicos para reimaginarlos bajo esta tendencia

Publicidad

Este estilo de música tiene sus raíces en otro subgénero popular de la música de Internet: el vaporwave. El vaporwave es un subgénero de la música electrónica que alcanzó una gran popularidad en la década de 2010. Su estética lo-fi y de los años 80 y 90, combinada con una producción minimalista despegó en una década definida por la nostalgia. Si ves un vídeo de este tipo, YouTube te recomendará otro, y otro, y otro. Para algunos, la simplicidad de los procesos, la mínima variación de una fórmula clara, la forma en que los vídeos se presentan, parecer reducir formas de arte con ricas historias a significantes estéticos vacíos (voces almibaradas y tristes personajes de anime).

Para tener una idea de la popularidad de este fenómeno, en TikTok, el hashtag #slowedandreverb tiene más de 30 millones de visitas. Entre algunos de los principales vídeos asociados al hashtag se encuentran DJs haciendo remezclas de slowed and reverb en tiempo real, como este clip de un DJ remezclando 20 Min de Lil Uzi Vert. En él se articula claramente cuál es el sonido del subgénero, ya que la canción comienza en su forma original, para cambiar en cuestión de segundos cuando el DJ utiliza el pitch fader de su controlador para ralentizar su tempo.

Existen ciertas limitaciones a las que podría enfrentarse este fenómeno a medida que crece su popularidad. Remezcladores como Slater han visto como su material ha sido retirado en línea por cuestiones relacionadas con los derechos de autor en YouTube. Ahora, la mayoría de las remezclas llevan la descripción Licensed to YouTube by (con licencia para YouTube) que incluye el sello y la disquera que publicó la canción original. Esto significa que ambas entidades (que son las propietarias de los derechos de autor del contenido) reciben los ingresos por publicidad de los vídeos ralentizados y remezclados, y no los creadores.

Por eso, algunos canales como Rum World se vieron en la necesidad de crear cuentas en portales como Patreon para lucrarse con sus contenidos ralentizados y revertidos. Estos problemas de derechos de autor también se extienden a los servicios de streaming como Spotify, donde los usuarios clasifican las listas de reproducción ralentizadas y con reverberación como podcasts para evitar que las retiren.

A todas estas, posiblemente la razón por la que estas versiones gozan de tanta popularidad en las redes sociales y principalmente entre la generación z, es a raíz de la necesidad que hay en el mundo de disminuir los niveles de estrés y de ansiedad, los cuales se vieron severamente potenciados por la pandemia y el confinamiento.

El mundo de hoy en día está necesitado de herramientas y mecanismos que permitan mejorar la calidad de vida, o que al menos puedan brindar momentos de paz y sosiego en medio de tanto caos, no solo a nivel externo pero también a nivel interno. Así que dale play.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 7
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE