Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Denzel Curry, el rapero que le pone oscuridad, punk y rebeldía al hip hop

Denzel Curry. Imagen: Press
Words mor.bo

Nacido en Carol City, Florida, de padres bahameses y nativos americanos, Denzel Curry comenzó a escribir poesía cuando era apenas un estudiante de primaria, y más tarde las romas lo llevaron a meterse con el hip hop, gracias a influencias como 2Pac y Buju Banton. Sus barras están llenas de intensidad, y salen de su garganta como disparos, y su energía casi punk se puede sentir en sus primeras mixtapes en los años 2011 y 2012.

Al graduarse de la escuela secundaria, comenzó a escribir canciones que eventualmente aparecerían en su álbum debut, Nostalgic 64, lanzado en el 2013, y pasaron tres años para que dejara caer el segundo, Imperial, que incluyó singles como Knotty Head (junto a Rick Ross), así como Zenith (con Joey Bada$$), y ULT (una reelaboración de su single Ultimate de 2015). Después de filtrar un par de demos en SoundCloud y ofrecer varios temas a través de las redes sociales, Curry lanzó el EP 13 en junio de 2017, seguido por singles como Skywalker, Sumo y Uh Huh en el 2018.

Sin embargo, ese año sería uno de grandes cambios, que quedaron evidenciados en el sencillo Percs, el primero de su tercer álbum TA13OO. Dividido en tres actos (Light, Gray y Dark), el track marcó la primera aparición de Curry en las listas con una producción que prometía cambiar todo lo que el público sabía de Zel hasta el momento: su nuevo sonido era no solo más agresivo, sino que funcionaba en base a un espíritu de inconformidad que sólo podría describirse como si John Lydon o Joe Strummer fuesen un rapero en el 2018. Ese disco prometía ser su NEVERMIND THE BOLLOCKS, y luego de dejarlo caer en tres partes a finales del mes de julio, quedó demostrado que lo de Denzel era fuego, oscuridad y rebeldía.

En TA13OO hay referencias de la cultura pop de todas partes: películas, música, anime, artes marciales y Shakespeare, muy lejos de lo que hasta hace poco puso a los condados de Dade y Broward en el mapa musical. Denzel, ahora un residente del sur de California, dice que ya no visita mucho la Florida; pues la última vez que lo hizo, terminó teniendo que quedarse el doble de tiempo cuando su amigo y roommate XXXTentacion fue brutalmente asesinado a tiros en las afueras de un concesionario de motocicletas.

“Fue duro, y en especial puso a prueba mi sobriedad, porque estar sobrio no es lo normal. Es como si fueses un maldito alien si se lo dices a alguien. Pero así es la sociedad en la que nos desenvolvemos. Escribir definitivamente se hizo más difícil, porque lo que digo no solo me afecta a mí, sino a quienes conozco, pero quería abrirme, compartir esos sentimientos, reconocer que todos sentimos dolor… el problema es que si nadie habla de eso, ¿cómo lo sabemos?”

Fue justamente esta visión clara, limpia y sin tabúes lo que marcó este gran álbum, que nos lleva por una escala de grises tanto musical como lírica: Denzel no solo se asienta rápidamente en una zona de hardcore punk mezclada con hardcore hip-hop que ha venido perfeccionando, sino que complace a su público de culto con un álbum el que no solo rapea, sino canta sobre sintetizadores distorsionados y sobremodulados. Pero lo importante de TA13OOes que muestra una ambición conceptual y un rango que es raro para un rapero de apenas 23 años.

“Comencé a trabajar en este disco a principios de 2017. Siempre que hacía una canción, ya fuera loca, triste, enojada o feliz, no tenía lugar para quedarme en Cali. Siempre fue un hotel o un Airbnb y me cansé de esa mierda, y con el tiempo aprendí mucho sobre el proceso creativo. No todo está escrito en piedra, no tienes que hacerlo todo de una manera determinada. Las cosas tienen que fluir de ti, ahpi descubrí que soy un Super Saiyan en la vida real”.

En particular, vale la pena hablar del tema y el video Clout Cobain, que al igual que el This Is America de Childish Gambino habla cómo el dolor de los afroamericanos se vende de forma distorsionada como entretenimiento. En el clip, Curry interpreta a un payaso deprimido que actúa para adolescentes con tatuajes en la cara, a quienes les entregan Xanax como si fuesen sacramentos católicos.

En el clip, el MC saca dinero de sus bolsillos mientras rapea letras sobre el suicidio, la depresión, el abuso de sustancias ilícitas y de alguna manera, sobre toda una generación de raperos de SoundCloud que han partido demasiado pronto pese a su talento, como XXXTentacion o Lil Peep. Sin revelar el final del video, las cosas parecen haber ido mejor para Curry en la vida real que con su personaje. Él mismo lo sabe, y sin embargo, no da por sentado su reciente éxito: “Solo quiero que todos abracen el mensaje, que abracen este arte, que abarquen el aura y la atmósfera de todo el álbum. Solo quiero que la gente lo acepte y deje que se convierta en parte de su propia realización personal. Y si no, tal vez lo hagan en unos años, pero eventualmente les llegará”.

Mientras tanto, Curry seguirá escupiendo barras y cantando desde el fondo de la garganta y de las entrañas en una visceral demostración de lo que sucede cuando los géneros no te limitan.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Creo que es un error etiquetarte tan rápido, no tienes que ser solo una cosa u otra. Puedes hacerte tu propio camino y puedes hacerlo de manera brillante e independiente, y contar la historia de Susie ha significado mucho para mí. Creo que ambos estamos en un mismo camino de descubrimiento”. More