¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art Perspectives

Benedetto Bufalino, el artista que transforma la cotidianidad en instalaciones surrealistas al aire libre

Fotografía: Benedetto Bufalino
Words mor.bo

El artista francés Benedetto Bufalino se encarga de jugar con nuestra percepción de los objetos cotidianos, alterando sus funciones originales y creando intervenciones urbanas únicas a partir de automóviles, cabinas telefónicas y mucho más. Mientras que algunas de sus creaciones están destinadas a ser observadas como estructuras (como sus acuarios modificados), otras están construidas para ser utilizadas.

Por ejemplo; Bufalino transformó sedán vacío en un horno de leña para pizzas; una casa rodante en una piscina de tamaño familiar, e incluso, ha modificado limusinas para que sirvan como asientos al aire libre o mesas de ping pong.

“Me gusta jugar con códigos y formas que todo el mundo conoce: coches, caravanas, mobiliario urbano, campos deportivos…. Me permite llegar a la gente, hacer que se apropien de mis creaciones subiéndose en ellas, bailando en ellas, divirtiéndose. Se convierten en intérpretes, formando parte de este espacio”.

Una de sus creaciones más conocidas se llevó a cabo en Lyon, Francia, en el medio de una construcción en donde hizo su entrada triunfal un camión mezclador de cemento transformado en una bola de espejos al mejor estilo de Studio 54 para invitar a los transeúntes a bailar un poco mientras la mezcladora rotaba al ritmo de la música.

Para Bufalino, El uso de estos materiales oscila entre la poesía, el desconocimiento y la contemplación; también la burla, el juego y la diversión, pues distorsionar el sentido y el uso de materiales son la regla.

“Se trata de un reto técnico. Mi primera creación fue la cabina telefónica del acuario, en el marco de la Fiesta de las Luces de Lyon. Estaba lleno de peces de colores que hacían sentir a los transeúntes como si estuvieran por debajo del nivel del mar, ¡pero en medio de la ciudad! Este acuario de dos metros de altura soportó una enorme presión interna. Requería lentes específicos. Por lo tanto, trabajo con empresas capaces de producir este tipo de piezas”.

En lugar de restringir sus esculturas de trabajo intensivo a escenarios cerrados de galerías enrarecidas, el artista instala a menudo su trabajo en espacios públicos con la idea de que cualquier persona los pueda explorar libremente: es al aire libre donde su obra cobra vida y sentido, haciendo que las ciudades que albergan sus obras se conviertan en un vasto patio de recreo donde se asan las salchichas en un coche barbacoa antes de llegar a una mesa de picnic gigante. Gracias a él, desde Moscú hasta Montreal y Singapur, la aventura está a la vuelta de la esquina.

Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino
Fotografía: Benedetto Bufalino

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 1
    Me confunde