CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Amsterdam podría prohibir a los turistas comprar cannabis

El barrio rosa en Amsterdam. Foto: Bravo Discovery
Words Michel Narváez

Cientos de miles de turistas visitan Amsterdam todos los años con un propósito en mente: fumar cannabis legalmente. Sin embargo, una nueva propuesta por parte de la alcaldesa de la ciudad, Femke Halsema, pondría fin a esta estrategia turística, ya que la mandataria local quiere evitar que los visitantes puedan comprar esta sustancia — que es legal en el país — siempre y cuando se adquiera en una coffee shop.

La iniciativa nace del problema que afronta el barrio rojo de la ciudad — la zona destinada para que las trabajadoras sexuales puedan exponerse en vitrinas y laborar de forma legal — el cual ha crecido desenfrenadamente en las últimas décadas.

La alcaldesa ha tratado de obtener el respaldo político para la limpieza del casco histórico de la ciudad — donde se ubica el barrio rojo — al revelar que un tercio de los turistas extranjeros serían menos propensos a visitar la ciudad nuevamente si se les prohibiera comprar cannabis.

Halsema ordenó llevar a cabo un estudio para determinar cuántas personas se sienten atraídas a Amsterdam debido a los coffee shops, el cual realizó el Departamento de Investigación, Información y Estadísticas. El estudio reveló que el 34% de las personas visitaría la ciudad con menos frecuencia y el 11% nunca volvería a ir si no se les permitiesen fumar marihuana — casi la mitad (42%) de los británicos dijeron que visitarían con menos frecuencia, y el 12% afirmó que nunca regresarían.

De los turistas que seguirían viniendo, el 40% dijo que se abstendría de usar cannabis. Aquellos que continuarían usando la droga dijeron que encontrarían otras formas de comprarla, incluyendo dejar que otra persona entrara a los coffee shops por ellos (22%). Caminar y andar en bicicleta por la ciudad fue la razón principal mencionada con mayor frecuencia por la que las personas dijeron que visitaban la ciudad (32%), mientras que coffee shops fueron citadas por el 22% como la razón principal.

Hogar de 1.1 millones de personas, la ciudad atrae a más de 17 millones de visitantes al año. Sin embargo, el barrio rojo y aos coffee shops no son las únicas atracciones turísticas de la ciudad. De hecho, la casa de la famosa escritora Anne Frank, autora del Diario de Ana Frank — relato de no-ficción que cuenta la historia de dos familias judías encerradas en un ático para escapar de los nazis, hasta que fueron capturados — se encuentra en Amsterdam, al igual que el Barrio Judío, el Museo van Gogh, el Vondelpark, la Plaza Dam, el Museo Casa de Rembrandt, entre otros. De hecho, por muchos años, varios alcaldes de la ciudad han deseado ilegalizar la venta de weed para que los turistas se concentren más en estas y otras atracciones y no en la venta legal de la sustancia.

El jueves, por separado, el ayuntamiento de Amsterdam dijo que las visitas grupales al barrio rojo serían prohibidas formalmente a partir del 1° de abril, mientras que las visitas guiadas en otras partes del centro requerirían un permiso. Victor Everhardt, vicealcalde de asuntos económicos, dijo que las visitas habían sido prohibidas para “considerar” a las trabajadoras sexuales.

“Es irrespetuoso tratar a las trabajadoras sexuales como una atracción turística y por ende, los recorridos deben adherirse a reglas nuevas y más estrictas para evitar la interrupción de los residentes y las empresas”.

Esta decisión surgió de las quejas de las mismas trabajadoras sexuales, quienes no consienten que se les tome fotos desde las calles sin su permiso.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 1
    Me confunde